12 de junio de 2014

PIC DE LA DONA 2701m, BACIVERS 2845m (Fr), BASTIMENTS 2881m. Vall d' Ulldeter i Circ de Bacivers

Otras ascensiones en Ulldeter:
- PIC DE LA DONA 2701m, BASTIMENTS 2881, GRA DE FAJOL GRAN 2714m. Vall d'Ulldeter [Invernal] [Noviembre 2015]



[Junio 2014]

La ruta que realizamos esta vez nos llevó al Pirineo Oriental, en concreto a la Vall d'Ulldeter, en busca de la cima del Bastiments (también conocido como Pico del Gigante), de 2881m. Como es un valle que da mucho juego subiremos antes al Pic de la Dona, de 2701m, y cruzando el Circ de Bacivers -ya en la vertiente francesa- haremos la cumbre del Bacivers, de 2845m, y por el cresterío llegaremos ya al Bastiments, descendiendo de nuevo al coche por el Coll de la Marrana. Así, nos queda una circular preciosa y muy completa, de unos 13kms que hicimos en unas 6 horas, parada a almorzar incluida. 
La ruta será la siguiente: Salida - Coll de Mantet - Pic de la Dona - Crestear hasta el Coll de la Geganta- Pic de Bacivers - Pic de Bastiments - Coll de la Marrana de vuelta al aparcamiento.


Pernoctamos en el aparcamiento de las pistas de esquí Vallter 2000, así que llegamos el día anterior y hacemos noche en el parquing principal. Al día siguiente nos levantamos temprano, sin madrugar especialmente y, a eso de las 8h, empezamos a subir. 

[Pic de la Dona, 2701m]

[Pic de Bacivers, 2845m]

 [Pic de Bastiments, 2881m]

Partimos tomando un sendero al norte del aparcamiento volteando una caseta de las pistas y indicado como GR. Al poco se divide y tomamos el sendero que sube al Coll de Mantet ganando altura rápidamente y situándonos en la cresta que hace frontera y divide los territorios de España y Francia. Iremos durante buena parte del recorrido siguiendo esa cresta que es línea fronteriza. 


[Sendero hasta el Coll de Mantet] 

[Ganamos altura en poco tiempo...]

El día amanece despejado, pero hay muchísimo viento. Se dice que es común en esta zona el viento fuerte y que un día malo puede ser un gran inconveniente. Se conoce como el Torb y efectivamente impresiona un día ventoso por estos lares, como el que pillamos nosotros. El registro histórico del día indicó rachas de viento con una media de 80km/h, lo que quiere decir que tuvimos ratos de rachas de más de 100km/h.

[Dejamos atrás el Coll de Mantet y seguimos la cresta en dirección Oeste]

[Al Este se puede ver el Canigó]

[Tras superar una antecima veremos en frente el Pic de la Dona] 

Cautos por el viento que azotaba desde que superamos el Coll de Mantet, continuamos en dirección al Pic de la Dona, superando una antecima y por la cresta, hasta alcanzar su punto más alto. Estamos a 2701m de altura, la cima viene indicada con un gran hito de piedras, una señal y un pequeño refugio a modo de cortaviento. Nos ha llevado aproximadamente una hora, esperemos que el viento no nos retrase ya que hay que ir con bastante ojo sobretodo en las crestas y puntos altos.

[Foto de rigor en la cumbre del Pic de la Dona, a 2701m]

 [La cima viene señalada por un gran hito de piedras y al lado una señal junto a un cortavientos]

Las vistas desde esta cota de altura ya son impresionantes. El día está turbio en la vertiente francesa pero el viento no deja avanzar las nubes, por lo que no nos preocupa demasiado. Desde aquí tenemos un mirador fantástico del Valle de Ulldeter i del Circ de Bacivers, podemos reseguir las cimas que nos rodean, las que ascenderemos y algunas que ascendimos hace tiempo, como el Canigó al Este.

[Frente a nosotros los picos de Bastiments i de Bacivers, sobre el Circ de Bacivers]

Conseguido el Pic de la Dona, nuestro primer objetivo, nos dirigimos al Circ de Bacivers. Nos aproximaremos cresteando por el sendero que nos llevaría a Bastiments, y lo dejaremos poco antes de empezar a ascender en la loma del mismo. Esta cresta recorre lo alto del Puig d'Ombriaga y el Coll de la Geganta, será sobre ese último que el sendero que tomaremos desciende suavemente al fondo del circo glaciar.

[Sendero que se dirige a Bastiments por la cresta] 

 [Paso curioso en el Puig d'Ombriaga]

[Evitamos muchas lenguas de nieve congelada que se acumuló en invierno. En la foto podemos ver claramente la cresta que -de seguirla- nos llevaría al Bastiments]

Siguiendo nuestra ruta, tomaremos un camino bastante evidente que baja como si fuéramos a buscar el Ibón de Bacivers y, cruzando el circo del glaciar, encararemos la ladera Este del Bacivers. A partir de este momento nos encontraremos en territorio francés, pues la cresta que dejamos era fronteriza y, hasta que alcancemos la cumbre del Bastiments no saldremos de Francia.
De esta forma nos situamos en la vertiente más suave, donde siguiendo un camino accidentado que asciende por la tartera llegaremos a la cumbre del Bacivers.

[Abandonamos la cresta al Bastiments para desviarnos al Circ de Bacivers] 

 [Subiremos por la ladera Este, la más suave y que menos hielo acumula]

La tartera se hace algo pesada, el viento no deja de azotarnos y las rachas son fuertísimas. Poco a poco ganamos la altura que habíamos perdido y, sin apenas darnos cuenta superamos la cresta y las cimas de las que venimos.  

[Una pequeña cabaña-refugio justo al comienzo de la ladera Este del Bacivers]

[Vamos ganando altura y a su vez, el viento va ganando fuerza] 

Superada la ladera, la inclinación se modera y resulta más fácil avanzar. No obstante, el terreno aquí se encuentra muy descompuesto y el viento se vuelve insoportable. Hay que hacer equilibrios para que no nos derribe, parece que vayamos a salir volando.

[Solo faltan unos pasos, ya vemos la cima a pocos metros, el viento es fuertísimo]

Y por fin alcanzamos la cima del Bacivers. Esta montaña francesa no es muy accesible por otra vía diferente a la que hacemos hoy, por lo que nos pareció buena idea incluirla en la ruta circular. En la cumbre encontramos una señal metálica con una representación y, para ser franco, no me pude detener a observar el motivo, ni las vistas. En este punto el viento resultaba especialmente fuerte, casi había que inclinarse e ir a gatas ayudándonos de manos para no caer. Realmente impresionante, algo peligroso incluso, entre las rocas descompuestas a nuestros pies y el viento soplando con esa fuerza no nos quedamos ni un segundo más de lo necesario y bajamos continuando la cresta para estar menos expuestos.


 [Foto en Pic de Bacivers, a 2845m, cumbre francesa que el viento no ha querido poner fácil]

Rápidamente seguimos la cresta y nos cubrimos en el lado menos expuesto, para evitar el viento, y con el segundo objetivo cumplido ponemos marcha hacia el tercero y último, el Bastiments, que se eleva al otro lado del Circ de Bacivers.

[Cresta hacia el Bastiments, desde el Bacivers] 

[No han hecho falta los crampones por un pelo...] 

Nos queda solo seguir la cresta que une el Bacivers y el Bastiments, evitando las lenguas de nieve y las ráfagas de viento en la medida de lo posible, y afrontar la última subida del día por la tartera de la cara norte del Bastiments. No ofrece ninguna dificultad añadida más allá de la grimpada final y la cautela constante por no recibir un "empujoncito" del viento en el peor momento.

[La cresta que nos queda, la tartera final a la cumbre]

[La cresta que ya hemos recorrido, dejando atrás el Bacivers]

Quedan los últimos pasos, sorteando la tartera más o menos descompuesta a trozos, y ganando los metros que nos faltan para encontrarnos en el punto más alto de este conjunto montañoso del Circ d'Ulldeter. Unos pasitos más y tocamos la cumbre.

[Ya estamos ahí, lo tenemos]

[Llegando a la cumbre del Bastiments]

[Foto de rigor en la cima del Bastiments, a 2881m, punto más alto d'Ulldeter]

 [En el vértice geodésico]

 [En la cruz]

Nos hacemos las fotos para la posteridad y el recuerdo y, esta vez a refugio de otro cortavientos, aprovechamos para hacer una para y almorzar, que hemos ido muy a piñón. Disfrutamos del lugar y de las vistas, es difícil no hacerlo, desde aquí se el Puigmal y los picos de la Vall de Nuria, pirineo Francés y media Catalunya. La mañana se va levantando turbia y el aire no cesa, por lo que tampoco podemos disfrutarlo al cien por cien. A nuestros pies al sur vemos los prominentes Gra de Fajol y Gra Petit, que seguro atacaremos en otra ocasión. 
Por nuestra parte, nos queda el descenso al Coll de la Marrana y siguiendo las pistas hasta el aparcamiento.

[Gra de Fajol y Gra Petit imponentes frente a nosotros, el Coll de la Marrana abajo]

Descendemos un poco "a lo bruto" por la parte más al Este de la cara Sur hasta el Coll de la Marrana. Así evitamos la nieve y la aglomeración de gente que sube por este sendero. Casi sin camino, tartera a través vamos perdiendo altura rápidamente y llaneamos hasta el cuello que une Bastiments i Gra de Fajol.

 [Descendemos por la tartera, por la derecha de la vertiente que se ve en la foto]


[Volvemos a estar expuestos al aire, menos mal que ya falta poco para el Coll de la Marrana]

[Descendemos por la lengua de nieve bajo el cuello y vamos a buscar las pistas de esquí] 

Solo nos queda llanear y descender por los prados que en invierno son las pistas de esquí de Vallter 2000. Una vez en el valle el viento cesa y resulta más cómodo caminar. Ha sido el factor clave del día de hoy, una experiencia conocer este viento conocido como el Torb, pero no es suficiente como para negar que estos valles esconden rincones preciosos. Hasta la próxima a todas esas montañas que hemos conocido hoy.

[Abajo ya vemos el aparcamiento, y ya sin viento podemos decir: ha sido una ruta guapísima]


No hay comentarios:

Publicar un comentario